IV ENCUENTRO INTERNACIONAL DEL LITERATURA

EIVISSA PORT MEDITERRANI DEL LLIBRE
Del 3 al 19 de marzo 2011

martes, 3 de marzo de 2009

La poesía de Ak'abal es la voz de los hombres en naturaleza

El heredero de la cultura maya, el poeta que con su palabra nacida del alma marca la transición de su pueblo, el guatemalteco Humberto Ak’abal inaugura el II Encuentro Internacional de Literatura, "Eivissa Port Mediterrani del Llibre" del 11 al 15 de marzo de 2009. Su poesía de tempestades, de tierra, de calendarios ceremoniales, de maíz, y de una intensa convivencia con la naturaleza expresada en onomatopeyas y ritmos guturales extraídas de una sociedad con varias visiones de la vida y el ser, serán los versos que marcarán el inicio de las jornadas internacionales que contará con una veintena de escritores invitados.
La lectura de la poesía del guatemalteco Humberto Ak’abal por su propio autor está prevista para el miércoles 11 de marzo a partir de las 20 horas en Es Polvorí, de la ciudad amurallada de Ibiza, Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Después que la Unesco se hiciese eco de su importancia, la trascendencia del poeta quiché traspasó rápidamente las fronteras hasta convertirse en el poeta indio más conocido en Europa y América. Humberto Ak’abal describe que su nombre significa aurora y nació en Momostenango, Totonicapán (Guatemala) en 1952.
Además de su poesía, su personalidad y su condición étnica muchos son los elementos que hacen de Humberto Ak’abal un poeta de referencia obligatoria. Quizás el punto álgido de su vida tenga que remitirse al año 2.003 en el que su país le otorgó el Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias, y que como es sabido no fue aceptado por el autor. "Mi posición fue clara desde el principio: yo no tengo nada en contra del escritor Miguel Ángel Asturias, no soy nadie para criticar su obra literaria, mi posición se centra en su tesis "El problema social del indio", es una tesis racista, en ella ofende a los pueblos indígenas de Guatemala y yo soy parte de esos pueblos", dice Ak’abal en una entrevista concedida a Pablo Cingolani
"Cuando nací / me pusieron dos lágrimas / en los ojos / para que pudiera ver / el tamaño del dolor de mi gente", dice uno de sus versos.
De esta manera el autor de El animalero y Guardián de la caída de agua, y una extensa lista de títulos logra ponerse en el centro del debate de su país, según sus propias expresiones ‘cargado de un racismo intelectual’ y a nivel internacional aportando por primera vez una cosmovisión propia de su cultura y muchas veces contradictoria con la visión occidental. Después de el Popol Vuh, pocos son los textos publicados por la editorial Siglo XXI, con contenido de esta cosmovisión ancestral y que tras cinco centurias se ha transmitido de generación en generación para reclamar un espacio más humano para el ser humano en la naturaleza.
Efrain Espinoza Falconi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada